paradigmas

¿Cómo retener a los imprescindibles?

En todas las empresas, dentro de la plantilla, se encuentran determinados empleados que
se convierten en puntos estratégicos y que, con su talento, se convierten en
imprescindibles para la compañía. El co-fundador de Lider-Haz-GO! (espacio de
formación de coaches profesionales), Jorge Salinas, dice que la marca juega un papel
fundamental.

Según comenta Salinas, hay cinco factores que favorecen el sentimiento de pertenencia
de los “empleados campeones”:

1. “La marca de la empresa influye tanto en la captación como en la seducción
del talento”. Una cultura empresarial atractiva que se desmarque del resto de las
empresas, facilita el que las personas deseen pertenecer a esa organización.
“Esto está fuertemente ligado a la motivación de posicionamiento que todos tenemos en
mayor o menor medida; sería algo así como qué dice de mí el que yo trabaje dentro de
ésta compañía”. La identidad de una persona está fuertemente sujeta a esta atribución
de significado asociada a la marca, actividad y/o puesto que desempeñamos.

2. El ambiente de trabajo tiene también una importancia fundamental. Teniendo en
cuenta la gran cantidad de horas que pasamos en nuestra “familia” empresarial, es
deseable generar un clima amigable en donde las personas puedan crecer no sólo a
través del trabajo que realizan, sino también a través de las relaciones e interacciones
con los demás. “Hemos de tener en cuenta que estadísticamente una de las mayores
razones de abandono suele ser las malas relaciones, muy especialmente con los
jefes”.

3. “El propiciar oportunidades de desarrollo que eviten el estancamiento, creo que
también es primordial”. La formación, la rotación entre puestos, los planes de carrera y
de desarrollo individualizado…

4. “Indudablemente, el establecimiento de sistemas de incentivos” adaptados a las
necesidades, valores y preferencias de cada trabajador, suele ser un plus muy importante
en este difícil camino de retener a los mejores. “No es tanto dar más de lo que da el
resto, sino ofrecer lo que cada empleado más valora (y eso muchas veces va más allá
de grandes sueldos por encima de mercado)”.

5. La integración y sentido de pertenencia del empleado a través de la
comunicación. “Un empleado se sentirá integrado en la medida que participe con sus
ideas, opiniones y acciones en el rumbo de la organización”. Cuanto más evidente,
transparente y visible sea esta relación, más implicación y compromiso seremos capaces
de generar.