Archivos de la categoría Transición Profesional

NO ES LO QUE TE OCURRE, SINO CÓMO REACCIONAS A LO QUE IMPORTA

No eres lo que te ocurre, sino cómo reaccionas a lo que importa

Cuando cumplo años, o celebro una conmemoración o una fecha señalada, suelo refrescar la memoria sobre cómo estaba viviendo aquel momento concreto. Me viene a la cabeza un recuerdo o una imagen de la situación pasada, y pienso en cómo he cambiado desde entonces. Puede ser sobre mi aspecto físico (la mayoría de las veces frunzo la ceja con cierta preocupación sobre cómo me está tratando la vida), acerca de cómo ha evolucionado alguna relación personal, o, si es alguna fecha tocante al trabajo, en cómo he evolucionado profesionalmente. Y en todos los casos me vienen a la cabeza aspectos de mejora que hubieran sido más beneficiosos o convenientes para mí, y que, de haberlos hecho, ahora me permitirían vivir una situación actual más favorable. Seguramente a ti te pasará lo mismo.

Ahora que celebramos el décimo aniversario de nuestra Revista Talento, recuerdo cómo la conocí. Trabajaba en una multinacional y me encontraba inmerso en un proceso de coaching con Jorge Salinas, que, dicho sea de paso, tuvo un impacto muy positivo para mí. En aquel momento estaba viviendo una situación profesional compleja que no sabía cómo afrontar, me notaba colapsado mentalmente. Mi coach me ayudó a analizar el problema en que estaba sumido desde nuevas perspectivas, haciéndome tomar consciencia sobre cuál era mi capacidad de actuación y qué estaba fuera de mi alcance; todo ello con el objetivo de concentrarme en donde tuviera capacidad de actuación para tomar así las decisiones que considerara oportunas.

Recuerdo a Jorge decirme entusiasmado, al final de una sesión, que iban a lanzar una revista digital. Aunque llevado por la curiosidad y la recomendación de mi coach me empapé de todos los artículos del primer número, con el tiempo me convertí en un lector ocasional de Talento. Hasta que mi entrada en el equipo de Atesora Group, hace poco más de un año, me convirtió -en parte por afición y en parte por ser una de mis funciones- en un lector de todos los artículos que en ella se publican.

De todos los que he leído al largo de estos años, dos son los que más me han impactado, cada uno de ellos por una razón especial. El primero, un editorial de las navidades de 2019 firmado por Jorge, titulado “Te deseo una dosis de fracaso para 2019”, me pareció especialmente retador y original. Y el segundo, escrito en 2015 por Jaime Bacás, “Procrastinación y toma de decisiones”, me movilizó por mi tendencia a procrastinar más de lo que me gustaría reconocer.

Antes de mi etapa actual dentro de Atesora Group, algunos de los artículos que leí entonces me sirvieron para reflexionar sobre aspectos concretos. Algunos ejemplos son “Ser es hacer”, “¿Vives en una cárcel de cristal?”, “El puesto de trabajo ha muerto, bienvenidos al Omnitrabajo”, “Tú eliges”, “Tienes derecho a ser Asertivo”, “Están locos, estos romanos” o “Influencia vs Manipulación: Dos senderos que caminan juntos”. Cada uno, en su momento, aportaron ideas y reflexiones que me provocaron a su vez la toma de consciencia necesaria para mejorar en mi desarrollo profesional y, unido a él, también en el personal. Es ahora, con la distancia de los años, cuando entiendo el propósito de Atesora Group a la hora de lanzar un vehículo de comunicación tan innovador en su momento, tanto en el concepto como en la forma de presentarlo.

En un mundo con tanta información a nuestro alcance, ser capaz de seleccionar la información relevante del océano de lo superficial es una tarea difícil de conseguir. Y reconozco que algunos artículos me han servido personalmente para ello: “Por qué es más fácil engañar a alguien que convencerle de que ha sido engañado”, “Maximizar vs Optimizar, cuando más es menos”. Y probablemente a ti te haya sucedido algo parecido, porque cada uno de nosotros conectará con un artículo concreto porque éste le provoque una reacción especial, bien por sus experiencias, por relacionarlo con algo que le está sucediendo o porque la temática le interese particularmente. Estos artículos quedarán en mí como un poso que me ayudó a evolucionar. Y por eso quiero dar las gracias a todos los articulistas por el esfuerzo de llevar diez años haciendo una Revista tan especial. Espero que tú tengas la misma percepción.

El siguiente paso tuvo lugar cuando, una vez incorporado al Equipo, decidí colaborar con mis propias publicaciones, pasando así de lector y crítico a articulista. Reconozco que no es una de mis habilidades más desarrolladas, pero gracias a la ayuda y revisión de mis compañeros, me siento orgulloso de los artículos que he ido publicando. Y os confieso que el que me hace sentir mejor con mi faceta de escritor es el titulado “¿Podemos mejorar nuestro rendimiento?”, debido al esfuerzo y el tiempo que le dediqué.

Seguramente en los próximos meses verás cambios en la Revista. Tenemos la intención de adaptarnos a nuevos formatos que serán más accesibles y acordes con los tiempos, la situación y los medios. Diez años después del número 1, la evolución tecnológica nos permite ofrecer nuevas posibilidades que entonces ni soñábamos; pero lo que no vamos a cambiar es el objetivo de Talento desde que se inició: ofrecerte contenidos de valor.

Y, para finalizar, permitidme pedir un favor personal a Jaime Bacás: por favor, sigue escribiendo sobre el tema de la procrastinación, ya que requiero de más reflexiones para optimizar aún más mi comportamiento. No sé si servirá como ejemplo, pero os confieso que, durante el tiempo que he tardado en escribir este artículo, acabo de caer en la cuenta de que me he permitido “pequeñas” pausas para:

– Echar un vistazo a las noticias y RRSS de cómo estaba la situación de Messi con el Barça.

– Ver varios videos de cómo hacer una tarta de Frozen, ya que faltan pocos días para el cumple de mi peque Iris.

– Llamar a Jordi, que no sé por qué me he acordado de él, y era super urgente saber cómo había sido su vuelta al trabajo

– Y otras cosas menos confesables 😊

¡¡Feliz Aniversario!!

Miquel Pocurull. Director General de Atesora Group.

Jorge salinas editorial Atesora Group

El futuro se está quedando atrás

 

La transformación a través de la adaptación

El futuro, esa vieja quimera que persiguen los humanos desde que el mundo es mundo. Algo inalcanzable desde el punto de vista metafísico que sigue generando frustración en aquellos que creen que no pueden tocarlo.

2020 es un número de año que suena a ciencia ficción. ¿Dónde habrá quedado esa fecha a la que hace referencia Stanley Kubrick en su película estrenada en 1968 “2001: Una Odisea en el Espacio”? Sabemos que lo único accesible para personas y organizaciones es el presente continuo y, sin embargo, seguimos especulando con el futuro. ¿Quién dijo aquello de que “la mejor forma de predecir el futuro es creándolo”? Todo aquello que se crea se hace en el presente. Por eso yo apuesto por la transformación, pero desde la adaptación constante.

Eduardo Lazcano, experto en talento, afirma que “si el 47% de los trabajos van a ser sustituidos por máquinas o algoritmos; es hora de pensar qué talentos deberíamos desarrollar para ponernos por encima de las máquinas y seguir utilizándolas en nuestro beneficio”. La capacidad para adaptarnos a este presente continuo pasa por desarrollar la empatía, la colaboración, la confianza, la curiosidad, la creatividad y la visión estratégica. Y esta última, no como una foto del futuro, eso sería quedarse atrapados en el paradigma cartesiano, sino apostando por el pensamiento cuántico, es decir, alimentar la visión desde ese lugar del que venimos. Empezar a comportarnos como si ya hubiéramos conseguido nuestro propósito.

No me producen ningún miedo todas las noticias que hablan de trabajos que desaparecerán, lo que verdaderamente me produce inquietud es que no alimentemos suficientemente nuestra capacidad de aprender a aprender. Los jóvenes que en este momento finalizan sus estudios van a tener la necesidad de reciclarse durante su vida laboral entre 12 y 14 veces. Las organizaciones que quieran perdurar y hacer de su negocio un proyecto sostenible también necesitarán reinventarse unas cuantas veces durante su ciclo de vida. Aquellas empresas que no formen a sus profesionales en esta habilidad básica estarán en riesgo de sucumbir.

La viabilidad de los negocios pasa por proteger la empleabilidad de las personas y no de los trabajos.

Bienvenidos al 2020, un nuevo año de presente continuo.

Y tú, ¿quieres desarrollar la empleabilidad de tus colaboradores?

Si quieres descubrir cómo hacerlo es momento de que conversemos. ¿Hablamos?

Jorge Salinas. Presidente de Atesora Group.

Podría, tendría, debería...

¿Qué es lo que se interpone en tu éxito profesional?

Nueve de cada diez personas a las que formules esta pregunta tan sencilla, incluyéndote a ti mismo, responderán con factores fuera de su control.

Las respuestas estarán relacionadas con los inconvenientes que les generan los procedimientos, políticas y normas establecidas por su empresa. También con la insuficiencia de los recursos materiales, económicos, tecnológicos o de desarrollo personal de que disponen.

Los jefes es otra categoría recurrente porque no escuchan, confunden con prioridades cambiantes o contradictorias, tratan con poco respeto, no prestan atención, no son claros en sus expectativas, las evaluaciones anuales son subjetivas, se apuntan medallas que no les corresponden, su discurso no coincide con su ejemplo…

Algunos compañeros son nocivos, tóxicos, conflictivos y generan un clima desagradable.

O la respuesta que no podía faltar, la más frecuente: “hay mucho que hacer y no hay tiempo suficiente”.

Alguna de éstas te sonará y también podrías añadir unas cuantas más a la lista. Es cierto, existen muchos factores que escapan a tu control o autoridad.

Sin embargo…

TU dispones del control de ti mismo. TU eres el único que controla tus pensamientos, palabras y acciones. Sólo TU tienes el control de tus actitudes, tus emociones, tus ideas, la atención que prestas, la energía que empleas en lo que haces, el compromiso que eliges poner en juego en cada momento, el nivel de motivación con que te enfrentas a los retos de cada día y tu resiliencia frente a los inconvenientes de lo que está fuera de tu control.

TU eres el único responsable de ejercer la función para la que has sido contratado hasta el límite de tu propia capacidad, cada día de cada mes. TU tienes todo ese poder. Puedes dejar de ocuparte del trabajo de los demás hasta que seas capaz de controlar el tuyo por completo.

Cuando te enfocas en lo que sí puedes controlar –TU- no hay nada que se pueda interponer en tu éxito profesional.

“Sentirse víctima es un hábito. Sentirse empoderado es un hábito. ¿Cuál eliges TU?”

 
Editorial de Jaime Bacás, socio de Atesora Group, en la Revista Talento de julio y agosto de 2017.

Rol del Mentor de International Mentorin School IMS Atesora Group Mentoring

No encuentro al directivo que estoy buscando.

Posiblemente, la frase más oída en conferencias, ponencias, tertulias e incluso, en la barra del bar, sea “estamos inmersos en una época de profundos cambios”. Y no les falta razón a quienes la pronuncian. La tecnología está sirviendo como acelerador para la innovación y la adquisición de nuevos productos y servicios.
Está ocurriendo en todos los ámbitos de nuestra vida personal y profesional, desde cifras incomparables de ventas en un solo día a través de plataformas como Alibaba a la capacidad de convocar más de 5.000 personas para capturar pokémons en una plaza madrileña. Si piensas que tu empresa o tu función laboral no se van a ver afectadas, si es que no lo han sido ya, mejor que te quites el disfraz de avestruz y saques la cabeza del hoyo.

Una de las áreas profesionales que está sufriendo una mutación importante es la de captación de talento por parte de las empresas. Como muestra, voy a compartir algunos datos del estudio “2016 Global Talent Trends” elaborado por LinkedIn tras encuestar a 33.000 profesionales:

– En 2013 un 25% de profesionales del mercado buscaban un cambio profesional; en 2016 ese porcentaje es del 36%, 11 puntos más.

– Actualmente, un 41% de los Ejecutivos piensan que no estarán en la misma Compañía en los próximos dos años, y sólo un 37% piensan permanecer por un plazo superior a los 3 años.

Y, ante este movimiento sísmico del mercado, ¿cómo se están preparando las empresas? En su mayoría, manteniendo los mismos canales y procedimientos de búsqueda que han utilizado durante los últimos años;

– Profesionales referenciados por amigos y antiguos colegas.

– Webs propias y portales de empleo.

– Empresas de búsqueda y head hunting.

En Atesora Group somos conscientes de que el mercado está demandando una solución diferente para la identificación y captación de talento, y esta es la principal razón de haber creado EXCLUSIBITY®, para gestionar la carrera y representar ante terceros a Directivos que no se conforman con una estrategia pasiva, esperando ser contactados, sino que se hacen dueños de su futuro profesional.

Atesora Group, en sus 10 años de existencia, siempre ha demostrado ser una Compañía innovadora; no en vano fuimos los primeros en nuestro sector en sacar al mercado una publicación digital en septiembre de 2011, y la revista Talento cumple ahora 5 años de existencia. Esta actitud innovadora nos ha llevado a ofrecer una solución diferente a las empresas en la búsqueda de Ejecutivos de primer nivel y que aporta beneficios tangibles inmediatos a la empresa target y al departamento de Recursos Humanos de la misma:

– Representamos a Ejecutivos con experiencia y logros contrastados, aportando referencias.

– Evaluamos de forma proactiva sus habilidades y competencias y contribuimos al desarrollo de las mismas durante todo el proceso de representación.

– Nuestros representados tienen un propósito claro para desarrollar en su nuevo proyecto empresarial.

– No existe coste financiero para la Empresa.

Y, sobre todo, ofrecemos la posibilidad de tener acceso a TOP EXECUTIVES que no utilizan los canales tradicionales de búsqueda y no siempre se muestran accesibles a las llamadas de reclutadores.

¿Quieres conocerles? Llámanos. Estaremos encantados de ayudarte.

Emilio Lahuerta – Agente de Talento Ejecutivo.

jefe de ventas coach de ventas

¿No debería ser yo el dueño de mi carrera?

La progresiva globalización y aceleración con la que se producen los cambios en el mundo empresarial provoca que muchas de las ventajas competitivas, que en el pasado eran duraderas, tengan fechas de caducidad cada vez más cortas.

Los mercados que han atravesado una grave crisis, el español entre ellos, experimentarán cambios laborales notables en los próximos años, que supondrán, entre otros, un incremento de la movilidad y de la forma de contratación.

EXCLUSIBITY es la primera empresa que nace para dar respuesta a las nuevas necesidades de los directivos para adueñarse, aún más, del desarrollo de su carrera.

En el tablero de juego actual observamos el incremento de la importancia del talento como ventaja competitiva. Las (mejores) empresas son conscientes de ello y por ello están incrementando su inversión en la atracción, desarrollo y retención del talento.

El estilo de liderazgo se adapta para promover el empowerment de todos los empleados en las cada vez más planas pirámides organizacionales con el propósito de responder de manera más efectiva a las demandas crecientes de los clientes internos y externos. Crece la consciencia de los individuos en su libertad para elegir, responder y comprometerse.

En este contexto el modelo de contratación de talento va a comenzar a cambiar. El modelo actual de captación se está desplazando hacia el de atracción

Captación hace referencia a que el mayor poder o fuerza reside en la empresa que contrata. El modelo es dirigido por la demanda. Es push..

Mientras que atracción se refiere, más bien, al poder de seducción que esa empresa ejerce en el mercado para atraer talento. El modelo favorece la atracción de la oferta. Es pull.

El modelo actual

1.- Una empresa quiere contratar un perfil directivo determinado, 2.- Contrata los servicios de una forma de Búsqueda Directiva (la llamaremos Headhunter o HH), que busca, selecciona, encuentra y presenta tres o cuatro candidatos que se adaptan al perfil establecido, 3.- La empresa los entrevista y, eventualmente, elije uno.

En este modelo (de captación), que lleva funcionando seis décadas, el poder reside, obviamente, en los captadores: la empresa, que establece el perfil y las condiciones de contratación, y el HH, que ejecuta el proceso de captación. El HH es un experto en encontrar personas que cumplan un perfil.

El poder del candidato, en este modelo, es exiguo o nulo. Depende de los juicios y decisiones de otros: 1.- Ser detectado por el radar de otra persona (HH), 2.- Ser elegido para entrar en el pool de candidatos (del HH), 3.- Pasar el proceso de selección (del HH), y 4.- Ser la opción elegida por la empresa entre la terna de finalistas.

El modelo innovador

Se trata de un modelo que responde a las tendencias observadas, y apuntadas anteriormente, de atracción y empowerment.

El modelo arranca, evidentemente, de la iniciativa del directivo que elige ejercer su poder para realizar un salto en su carrera moviéndose a otra empresa, posición y/o paquete remunerativo, más acorde con sus aspiraciones profesionales o personales.

Para realizar este salto con las mayores probabilidades de éxito contrata un partner que sea experto en gestionar carreras.

El partner en cuestión recibe el nombre de Agente de Talento Ejecutivo (le denominaremos el Agente). Su función es servir al directivo para que éste encuentre la empresa, posición y paquete remunerativo que ha establecido como su target. El Agente refuerza el poder del directivo al alinearse con él para facilitar la consecución de su objetivo.

El proceso es, por tanto:
1.-Directivo contrata Agente y establece target de empresa, posición y condiciones de contratación,
2.-Su Agente trabaja para él para facilitarle su objetivo target
3.-El directivo encuentra las empresas y posiciones candidatas que cumplen su perfil target, se entrevista con ellas y, eventualmente, elije una.

Las diferencias principales entre los dos modelos

La comparación de este modelo con el anterior pone de manifiesto el cambio de poder en la relación entre los intervinientes en el proceso, el cambio de uno de ellos (el Agente en lugar del HH) y la reversión total del proceso.

Otra diferencia sustancial se refiere a los intermediarios o partners. El HH es contratado (y pagado) por la empresa y, por tanto, a ella sirve y a ella es leal. Mientras que el Agente es contratado (y pagado) por el directivo, al que sirve y es leal.

¿Qué hace un Agente de Talento Ejecutivo?

Este modelo presenta alguna similitud con el existente en los sectores de actividad deportiva y artística.
El cliente aquí es un ejecutivo exitoso, que generalmente se encuentra empleado, y que ha decidido realizar un cambio en su carrera profesional.

Decía antes que la experiencia nuclear del Agente es la de gestionar carreras y eso significa ser un socio a largo plazo o contratado para un cambio puntual. Su conocimiento, experticia, consejo y conexiones en el entorno organizacional ayudará al directivo a construir y mostrar su poderosa marca personal –el valor intrínseco que aporta- que le posicionará favorablemente delante de sus eventuales competidores.

El directivo se beneficiará de una amplia gama de servicios de diagnóstico, coaching, entrenamiento, consultoría y representación ejecutiva, siempre a la medida de sus objetivos y necesidades, en un entorno de máxima confidecialidad como demanda su situación actual.

Cuando el directivo toma la iniciativa identificando sus objetivos de carrera, diseña su estrategia y perfil target, refuerza las capacidades y competencias que necesitará para tener éxito en su nueva posición y, finalmente, realiza la entrevista final con la empresa target, el mensaje que esa empresa recibe es que dirige proactivamente su carrera, es el que elige y encuentra, el que tiene el poder.

¿Qué beneficios te aporta a ti, el directivo?

Este modelo de relación te ofrece unos cuantos beneficios cuando lo comparas con una búsqueda realizada por tus propios medios o a través de un servicio de búsqueda ejecutiva (HH).

Tu Agente:
• Rastrea las oportunidades que a ti te interesan
• Está siempre disponible para atender a tus preguntas y necesidades
• Diseña y ejecuta un plan basado en tus objetivos
• Te entrena en diferentes escenarios y situaciones desafiantes
• Puede negociar en tu nombre y cerrar las condiciones de tu contrato

Tu Agente mantiene contactos directos con los directivos que toman decisiones de contratación en tus organizaciones target, lo que le permite identificar necesidades de posiciones de nivel ejecutivo antes de ser publicadas, o que incluso nunca lo serán.

Disponer de un Agente de Talento Ejecutivo es una ventaja competitiva, porque significa disponer de un recurso formidable como guía experto en gestión de carrera, de forma confidencial
y personalizada, con acceso exclusivo a conexiones internas de primer nivel, que pone a tu disposición una gama de servicios profesionales que apoyan tus necesidades diarias y respetan tu agenda ocupada.

Jaime Bacás- Socio de Atesora Group