FOTO-JAIME-BACAS-600x430-01

¿Qué es lo que se interpone en tu éxito profesional?

Nueve de cada diez personas a las que formules esta pregunta tan sencilla, incluyéndote a ti mismo, responderán con factores fuera de su control.

Las respuestas estarán relacionadas con los inconvenientes que les generan los procedimientos, políticas y normas establecidas por su empresa. También con la insuficiencia de los recursos materiales, económicos, tecnológicos o de desarrollo personal de que disponen.

Los jefes es otra categoría recurrente porque no escuchan, confunden con prioridades cambiantes o contradictorias, tratan con poco respeto, no prestan atención, no son claros en sus expectativas, las evaluaciones anuales son subjetivas, se apuntan medallas que no les corresponden, su discurso no coincide con su ejemplo…

Algunos compañeros son nocivos, tóxicos, conflictivos y generan un clima desagradable.

O la respuesta que no podía faltar, la más frecuente: “hay mucho que hacer y no hay tiempo suficiente”.

Alguna de éstas te sonará y también podrías añadir unas cuantas más a la lista. Es cierto, existen muchos factores que escapan a tu control o autoridad.

Sin embargo…

TU dispones del control de ti mismo. TU eres el único que controla tus pensamientos, palabras y acciones. Sólo TU tienes el control de tus actitudes, tus emociones, tus ideas, la atención que prestas, la energía que empleas en lo que haces, el compromiso que eliges poner en juego en cada momento, el nivel de motivación con que te enfrentas a los retos de cada día y tu resiliencia frente a los inconvenientes de lo que está fuera de tu control.

TU eres el único responsable de ejercer la función para la que has sido contratado hasta el límite de tu propia capacidad, cada día de cada mes. TU tienes todo ese poder. Puedes dejar de ocuparte del trabajo de los demás hasta que seas capaz de controlar el tuyo por completo.

Cuando te enfocas en lo que sí puedes controlar –TU- no hay nada que se pueda interponer en tu éxito profesional.

“Sentirse víctima es un hábito. Sentirse empoderado es un hábito. ¿Cuál eliges TU?”

 
Editorial de Jaime Bacás, socio de Atesora Group, en la Revista Talento de julio y agosto de 2017.