COACHING. La herramienta más poderosa para el desarrollo profesional

Camaleones y cazadores de tendencias

Este verano volví a cruzarme con un camaleón en las áridas tierras de Almería y me quedé observándolo un rato mientras parsimoniosamente continuaba su camino. Sabios camaleones. Ellos no lo saben pero llevan milenios señalándonos el camino de la adaptación para sobrevivir.

¿Qué es lo que hacen los cazadores de tendencias?

Ni más ni menos que utilizar su capacidad analítica, su sentido común y su intuición para prever lo que buscan y necesitan las personas en un determinado mercado.

Algunas compañías siguen ancladas en los métodos de identificación, selección y contratación de nuevos talentos de hace veinte años. Siguen buscando los mismos valores, actitudes y aptitudes de hace dos décadas y se lamentan de que ya no encuentran jóvenes con valores. Claro que los jóvenes tienen valores, pero muchos de ellos serán diferentes a los que tenemos los que ya pasamos de cierta edad. Los nuevos talentos ya no viven para trabajar. Trabajan para vivir y buscan algo que les apasione, que les mueva por dentro, aunque sea temporal. La temporalidad se va a instalar en la cultura de las empresas y defender un trabajo para toda la vida es ir en contra de la evolución. Los equipos dejarán de serlo si no tienen una razón para existir, por mucho que duela, porque cada uno de sus integrantes estará mirando en otra dirección.

Así pues abandonemos la búsqueda del profesional para toda la vida y vayamos al encuentro del profesional que, por actitud y aptitud, va a satisfacer la necesidad adaptativa de una empresa y de un equipo líquido y volátil al que aporte hoy, pero quizá no mañana. Evolucionemos como lo hace el camaleón para sobrevivir.

Te propongo el siguiente ejercicio:
1. Piensa en el producto o servicio que vende/presta tu compañía.
2. ¿A quiénes van dirigidos esos productos o servicios?
3. ¿Qué necesidades están satisfaciendo?
4. ¿Cómo van a evolucionar esas necesidades en los próximos diez años? (piénsalo…, porque lo que es seguro es que van a cambiar…)
5. Y por tanto, ¿cuál será el perfil de tu cliente en diez años?
6. ¿Qué cambios necesitará hacer tu compañía para satisfacer a esos clientes?
7. Y por último, ¿qué perfiles profesionales necesita tu empresa para impulsar esos cambios?
8. ¿Son los perfiles que tienes ahora?

Si tu última respuesta es “sí” te doy la enhorabuena. Has identificado la tendencia.

Si es…, “no”, “no del todo” o “no lo sé” es hora de ponerse las pilas y empezar a definir e identificar a las personas que necesitas para hacer triunfar tu proyecto en los próximos años. ¿Necesitas un partner para esa tarea?

Como fundador de esta compañía te ofrezco nuestro acompañamiento para explorar juntos las necesidades adaptativas para el desarrollo de talento en tu organización. ¿Conversamos?

 
Jorge Salinas, presidente de Atesora Group.